El coro de los Niños Cantores de Viena, una tradición con más de 500 años

Descubre el coro de los Niños Cantores de Viena, una tradición con más de 500 años.

El coro de los Niños Cantores de Viena, una tradición con más de 500 años

Surgido como un coro de doce voces para dar brillo a las ceremonias religiosas de la capilla del Palacio Real de Hofburg durante el reinado del emperador Maximiliano I de Austria, es hoy en día el más famoso coro de niños del mundo. El coro de los Niños Cantores de Viena, una tradición con más de 500 años, sigue hoy agotando localidades en teatros a lo largo del mundo entero.

Los primeros integrantes del coro provenían de Países Bajos, al igual que los músicos, lugar de donde tomara la idea el emperador para crear su coro. El primer director fue Georg Slatkonia.

La importancia del coro de los Niños Cantores de Viena es tal, que algunos de los más famosos músicos compusieron melodías para ellos: Mozart, Haydn, Gluck, Schubert(quien fuese parte del coro por seis años) y Antón Bruckner (organista de la Capilla Imperial desde 1887).

Los Niños Cantores de Viena han acompañado al Imperio austríaco durante los momentos de gloria y sufrieron sus avatares durante las épocas de crisis. Debido a la Primera Guerra Mundial el coro de los Niños Cantores entró en crisis hasta desaparecer en 1920.

Tiempo después, Joseph Schnitt, consiguió reorganizar el coro con doce cantores en régimen de internado, quienes recibieran un exhaustivo entrenamiento musical. Como forma de obtener recursos para mantener el coro en funcionamiento, Schnitt organizó actuaciones fuera de la Capilla Imperial.

La formación de un niño cantor comienza a los seis años, luego de una prueba de admisión. La formación es en régimen de internado y los niños son alojados en el Palacio de Augarten desde 1948 (anteriormente, los niños se alojaban en la Antigua Universidad Jesuita).

La nueva era del coro de los Niños Cantores de Viena fue un éxito rotundo, a tal punto que debieron crearse tres coros más, todos compuestos por veinticuatro niños, que acompañan los oficios religiosos en la Capilla Imperial del Palacio Real de Hofburg, junto a la orquesta de la Ópera. Pero además cumplen con una misión de embajadores de Austria al realizar sus conciertos por todo el mundo.

Los niños cantores realizan sus actuaciones ataviados con sus tradicionales trajes de marinero, blancos o azules. Los cuatro coros cubren un total aproximado de 300 funciones anuales que son presenciados por casi quinientos mil espectadores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *