La Catedral de San Esteban, en el corazón de Viena

Visita la Catedral de San Esteban, en el corazón de Viena.

La Catedral de San Esteban, en el corazón de Viena

Uno de los sitios emblemáticos de la capital austríaca es la Catedral de San Esteban, en el corazón de Viena, en el casco histórico de la ciudad. Situada en la plaza de San Esteban, esta iglesia se yergue sobre las ruinas de una iglesia de estilo románico de los siglos XII-XIII, a la cual debe parte de su fachada.

Durante los siglos XIV y XV fue ampliada y remodelada en estilo gótico, reconstruyéndose la nave central, las capillas laterales y el coro. También se agregó una ventana ojival a la fachada románica. Los trabajos finalizaron para 1469.

Con el transcurso del tiempo se realizaron otras modificaciones, incluyéndose detalles barrocos y renacentistas. En 1945, la iglesia se incendió, quemándose el techo, que se restauró de inmediato.

Llaman la atención los dos torreones octogonales de la fachada románica, que servían para la vigilancia y que se conocen como las Torres de los paganos. El techo está recubierto por más de 200.000 tejas vidriadas en blanco, amarillo, verde y negro, distribuidas en forma geométrica, conformando el escudo austríaco con el águila de los Habsburgo.

Al fondo destaca la torre sur de 137 metros de altura y planta cuadrada, coronada por el águila imperial, que se conoce popularmente como Steffi. La torre cuenta con un mirador al que se accede a través de una escalera de caracol de 343 escalones.

La torre norte, en estilo gótico, tiene tan solo 68 metros de altura y sigue sin completarse, porque de acuerdo con una leyenda local, su constructor había pactado con el diablo y al romper su pacto, fue castigado cayendo de la torre. Esta torre fue cerrada con una cubierta renacentista en 1579 y actualmente alberga la campana Pumerin reconstruida, que cayera durante el incendio de 1945. Dicha campana fue construida con el metal de los cañones turcos, cuando abandonaron Viena en 1683 tras la derrota, y estaba emplazada en la torre sur antes del incendio.

La puerta principal de la Catedral de San Esteban en Viena es de estilo románico y se conoce como Puerta del Gigante, mientras que la puerta lateral es la Puerta de los Cantores.

La Catedral de San Esteban, en el corazón de Viena
La planta de la catedral está compuesta por tres naves de 107 metros de largo y 36 metros de ancho. El púlpito es de estilo gótico y fue construido en 1515 por Anton Pilgram, y adornado con los bustos de tres santos, el papa y el propio maestro de obras.

A lo largo de los siglos se han incluido numerosas obras de arte, entre los que destaca el retablo del altar Wiener Neustädter y el sepulcro renacentista de Federico III. En las catacumbas están sepultados numerosos emperadores Habsburgo.

La catedral ofrece conciertos durante todo el año, y el Réquiem de Mozart cada mes de diciembre, como recordatorio de la muerte del compositor que contrajese nupcias en la catedral y donde también se realizó su funeral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *